Cargando...

Historia

100 años nos avalan
Inicio /   /  Empresa  /  Historia

Nuestra Historia


     Cerámica del Nalón es una empresa familiar fundada en 1920 por D. Alfredo Fombella Prieto. Incialmente se constituyó como un fabricante de tejas, a la sombra de muchas otras industrias tejeras que predominaban en la región. Sin embargo, Cerámica del Nalón supo abrirse camino haciendo frente a esas dificultades.

Adaptándose a las circunstancias, se comienzan a fabricar baldosas refractarias para hornos de panaderías, que en aquella época existía una gran demanda. Así, con el paso de los años y para poder competir, D. Alfredo instala un horno REVERBERO que alcanzaba entonces los 950ºC, únicamente quemando carbón como combustible.

La ingeniería química de uno de los hijos del fundador, D. Angel Fombella González -uno de los fundadores del Colegio Nacional de Químicos de España así como del Banco de Asturias, entre otras- reconvierte la compañía en fabricante integral de productos cerámicos refractarios. Despues del giro dado a la misma, y visto el auge que va tomando la empresa, D. Angel propone a su hermano D. Alfredo Fombella para que asuma el cargo de Gerente de la Sociedad.

Es en la década de los 60 cuando se van sucediendo los constantes cambios tecnológicos, incorporando el primer horno-túnel de cocción continua traído directamente desde Alemania, una anticipación de la empresa que supuso un adelanto al conjunto del sector en España.

La crisis siderúrgica en España en la década de los 70 puso en apuros la supervivencia del sector, sin embargo Cerámica del Nalón vuelve a adelantarse a los acontecimientos y toma la importante y arriesgada decisión de ampliar negocio saliendo al extranjero de la mano de Jose Angel y Alfredo Fombella Rozada, hijos de D. Angel y tercera generación. Se inicia la internacionalización y expansión de la empresa en diversos mercados en el exterior, lo que supuso ser pioneros en la exportación en España. En los años sucesivos se continúa inviertiendo en tecnología y prensas más avanzadas para la continua modernización y ampliación de la empresa. En 1972 se reconvierte la compañía en Sociedad Anónima.

En la década de los 90, Cerámica del Nalón ya está consolidada como uno de los referentes en la fabricación de productos refractarios en España, con una importante presencia en los mercados internacionales y compitiendo directamente con las multinacionales imperantes en el sector, lo que siempre ha sido uno de los objetivos de la empresa.


Desde entonces la Sociedad, al mando de su cuarta generación, 
continúa invirtiendo en tecnología, I+D+I, prensas hidraúlicas más avanzadas (con mayor velocidad, calidad y potencia) y robotizando y automatizando la planta, siempre a la vanguardia del sector.

Cerámica del Nalón es una empresa implicada en las sucesivas circunstancias que atraviesan sus empleados y el entorno. La Sociedad se ha mantenido siempre en su lugar de orígen, no ha visto interrumpida su producción en ningún momento y ha sabido siempre conciliar sus legítimos intereses societarios con los de los empleados y el entorno, sin sufrir ningún conflicto en los casi 100 años de historia de la compañía.


 Ceramica-del-nalon-historia